05:50 h. Miércoles, 19 de Junio de 2019
COMBINA LA MÚSICA CON LAS PESAS, Y QUEMA SOBRE 1000 CALORÍAS EN 50 MINUTOS

Body Pump. Una forma divertida de moldear tu cuerpo.

La clave del éxito de esta forma de deporte reside en la combinación de la gimnasia aeróbica con ejercicios propios de la sala de musculación.
Agencias  |  26 de Junio de 2010 (10:40 h.)
Más acciones:

body pump
body pump

 

BODY PUMP
Nacido en Australia en 1995 de la mano de la Cadena Les Mills, el Body Pump se ha convertido en un deporte practicado en la mayoría de gimnasios de Fitness de todo el mundo. 
La clave del éxito de esta forma de deporte reside en la combinación de la gimnasia aeróbica con ejercicios propios de la sala de musculación. Esta mezcla permite conseguir un gasto calórico elevado a la vez que se tonifican los músculos de todo el cuerpo. 
Los resultados son rápidos y visibles en poco tiempo: la figura se estiliza, se refuerzan los grupos musculares y se reduce el volumen de grasa corporal. Además, la sencillez y simplicidad de los movimientos hace del Body Pump una clase muy accesible para todo aquél que desee realizar deporte sin tener que seguir complicadas coreografías ni sufrir con posturas que requieran un proceso de aprendizaje largo. 
Una clase de Body Pump transcurre al ritmo de una música dinámica que además de motivar a los alumnos permitirá estructurar el desarrollo de la sesión. Generalmente, la clase se divide en 10 temas o “tracks” destinados al trabajo de las diferentes partes del cuerpo. Todos los ejercicios se realizan con una resistencia añadida mediante una barra y unos discos de peso variable que permiten trabajar el músculo con más intensidad. El peso variará según el grupo muscular que se trabaje y según la capacidad del alumno que lo practique.
ESTRUCTURA DE LA SESIÓN DE BODY PUMP.
Primer track: El primer tema sirve para empezar con la llamada “entrada en calor”. Se trata realizar una secuencia rápida de una gran parte de los ejercicios que se realizarán a lo largo de la clase. De esta manera el cuerpo se prepara para la fase de trabajo que seguirá.
Segundo track: Empieza el trabajo: se trabajan piernas y los glúteos realizando una secuencia de sentadillas con sus variantes.
Tercer track: Trabajo pectoral.
Cuarto track: Espalda y glúteos.
Quinto track: Tríceps.
Sexto track: Bíceps.
Séptimo track: Se repite con el trabajo de piernas. Esta vez con genuflexiones o estocadas.
Octavo track: Hombros.
Noveno track: Abdominales.
Décimo track: La sesión acaba dedicando entre 5 y 10 minutos a los estiramientos y a la relajación corporal.
RECOMENDACIONES.
No olvides la botella de agua durante las clases. Beber agua te ayudará a mantenerte hidratada a lo largo de toda la sesión.
Si eres de los que empiezan a practicar este deporte procura no forzar tu cuerpo demasiado durante las primeras clases. Empieza con pesos pequeños, o incluso sin pesos, y ya verás como en poco tiempo, puedes incorporarte al nivel normal de la clase sin riesgo a lesiones.

Nacido en Australia en 1995 de la mano de la Cadena Les Mills, el Body Pump se ha convertido en un deporte practicado en la mayoría de gimnasios de Fitness de todo el mundo.

La clave del éxito de esta forma de deporte reside en la combinación de la gimnasia aeróbica con ejercicios propios de la sala de musculación. Esta mezcla permite conseguir un gasto calórico elevado a la vez que se tonifican los músculos de todo el cuerpo.

Los resultados son rápidos y visibles en poco tiempo: la figura se estiliza, se refuerzan los grupos musculares y se reduce el volumen de grasa corporal. Además, la sencillez y simplicidad de los movimientos hace del Body Pump una clase muy accesible para todo aquél que desee realizar deporte sin tener que seguir complicadas coreografías ni sufrir con posturas que requieran un proceso de aprendizaje largo.

Una clase de Body Pump transcurre al ritmo de una música dinámica que además de motivar a los alumnos permitirá estructurar el desarrollo de la sesión. Generalmente, la clase se divide en 10 temas o “tracks” destinados al trabajo de las diferentes partes del cuerpo. Todos los ejercicios se realizan con una resistencia añadida mediante una barra y unos discos de peso variable que permiten trabajar el músculo con más intensidad. El peso variará según el grupo muscular que se trabaje y según la capacidad del alumno que lo practique.

ESTRUCTURA DE LA SESIÓN DE BODY PUMP

  • Primer track: El primer tema sirve para empezar con la llamada “entrada en calor”. Se trata realizar una secuencia rápida de una gran parte de los ejercicios que se realizarán a lo largo de la clase. De esta manera el cuerpo se prepara para la fase de trabajo que seguirá.
  • Segundo track: Empieza el trabajo: se trabajan piernas y los glúteos realizando una secuencia de sentadillas con sus variantes.
  • Tercer track: Trabajo pectoral.
  • Cuarto track: Espalda y glúteos.
  • Quinto track: Tríceps.
  • Sexto track: Bíceps.
  • Séptimo track: Se repite con el trabajo de piernas. Esta vez con genuflexiones o estocadas.
  • Octavo track: Hombros.
  • Noveno track: Abdominales.
  • Décimo track: La sesión acaba dedicando entre 5 y 10 minutos a los estiramientos y a la relajación corporal.

RECOMENDACIONES

  • No olvides la botella de agua durante las clases. Beber agua te ayudará a mantenerte hidratada a lo largo de toda la sesión.
  • Si eres de los que empiezan a practicar este deporte procura no forzar tu cuerpo demasiado durante las primeras clases. Empieza con pesos pequeños, o incluso sin pesos, y ya verás como en poco tiempo, puedes incorporarte al nivel normal de la clase sin riesgo a lesiones.