03:12 h. Viernes, 19 de Abril de 2019
HACIENDA SOMOS TODOS...Y CADA VEZ MÁS

Hacienda te va a pillar si tienes el piso alquilado en negro

En dos semanas, las operadoras eléctricas enviarán por primera vez a la Agencia Tributaria las cifras de consumo eléctrico de las viviendas, y el fisco podrá comprobar así quién tiene inquilinos sin declarar.
Ruth Ugalde  |  21 de Febrero de 2011 (22:37 h.)
Más acciones:

Hacienda somos todos...y cada vez más. Las endémicas arcas públicas han agudizado el ingenio de la Agencia Tributaria, inmersa en varias batallas contra el dinero negro.

Unas de sus novedades será el cruce de los datos de consumo eléctrico de las viviendas con la declaración que hacen sus propietarios sobre la situación de estos inmuebles: habitados o vacíos.

Y aquí es donde el fisco se propone dar más de un disgusto en las declaraciones de este año, correspondientes a los ingresos de 2010.

Gracias a las cifras de consumo eléctrico, la Agencia Tributaria podrá destapar los casos de hogares donde realmente se está viviendo, aunque los dueños declaren el inmueble como vacío.

¿Qué está pasando ahí? Alquileres en negro. Y ya no hay tiempo para dar marcha atrás. Dentro de apenas dos semanas, en marzo, las operadoras empezarán a enviar a Hacienda el gasto en luz.

Por tanto, todos aquellos propietarios que el año pasado tuvieron inquilinos en situación ilegal se van a ver obligados a declarar esta renta. En caso contrario, corren un alto riesgo de ser descubiertos.

Aunque la medida fue anunciada el año pasado, después de que los Técnicos de Hacienda llevaran años pidiendo al Ministerio de Economía que exigiera el cruce de datos con el consumo eléctrico, ha pasado prácticamente desapercibida.

Hace dos semanas, cuando la Agencia Tributaria presentó su nuevo plan de lucha contra el fraude, esta medida aparecía en el catalogo de novedades con las que el fisco quiere combatir el dinero negro.

Sin embargo, la guerra abierta también contra las personas que perciben rentas sin declarar, volvió a relegar a un segundo plano esta medida, lo que ha hecho que su entrada en vigor se produzca sin apenas tenerse conocimiento de ella.

Esta discreción ha permitido que la mayoría de los arrendadores ilegales no hayan tenido margen de maniobra y se vean ahora obligados a destapar sus irregularidades si no quieren verse las caras con el fisco.

Otra ventaja, de cara al inquilino, es que los propietarios de las viviendas no han visto incrementadas sus rentas como resultado de la obligación que va a tener su casero de declarar.

Desde que entró en vigor este programa, en 2005, la recaudación acumulada asciende a 45.583 millones de euros. Y este año se sumará todo el dinero procedente de los alquileres sin declarar.

Fuente: lainformación