05:50 h. Miércoles, 19 de Junio de 2019
SALIÓ DESDE LA ÚLTIMA POSICIÓN Y ACABÓ 6º

Gran remontada de Fernando Alonso en Montecarlo

Alonso, que completó una carrera increíble con esa excepcional remontada, se vio adelantado en la última curva por Schumacher. Los jueces lo han sancionado al alemán con 20 segundos de penalización.
Agencias/AS  |  16 de Mayo de 2010 (18:16 h.)
Más acciones:

Una curva y todo el esfuerzo se tiñó de la sonrisa picara, majestuosa del hombre que ha ganado siete títulos en este deporte de héroes. O eso pensó él.

Jarno Trulli intentó un adelantamiento imposible sobre Karun Chandhok y el fondo plano del Lotus terminó encima del casco del piloto indio de Hispania. Nuevo coche de seguridad, el cuarto de la carrera. Había incluso quien pensaba que a sólo tres vueltas del final el impresionante Mercedes seguiría hasta el final por delante de los monoplazas.

Pero no. Cuando quedaban un par de curvas se retiró. Nadie lo iba a intentar, sonaba a locura genial. Y eso fue lo que hizo un genio loco. O demasiado listo. Veremos. Intentó destrozar, al menos manchar, de una pasada, la carrera mágica de Fernando Alonso. Michael Schumacher metió su coche al español que vio como su Ferrari derrapaba, con los neumáticos duros desde la primera vuelta, y consiguió dejar al asturiano séptimo cuando se había ganado la sexta plaza llegando desde la vigésimocuarta, saliendo desde el pit lane.

Los comisarios estaban investigando la maniobra del germano. Parece que comenzó el adelantamiento antes de la línea de safety car, antes de las que no se puede pasar, pero sería una sorpresa que los comisarios de la FIA dieron la razón a la estrella ovetense.

En cualquier caso Alonso, que completó una carrera increíble con esa excepcional remontada, no debería jamás haber dejado que Schumacher le adelantase en un momento así. Alonso declaró que el equipo le había confirmado que no se podía adelantar. Veremos, el artículo 40.13 dice que no se puede adelantar porque el coche de seguridad se metió en el pit lane, pero no vería nunca la bandera de cuadros.

Fue el momento final de una carrera de momentos. De una prueba de Mónaco que ganó por primera vez un Mark Webber que se ha convertido, tras las dos últimas victorias en el líder del campeonato igualado a puntos con su compañero Sebastian Vettel, segundo ayer, y con cinco de ventaja sobre Alonso. Al fin el mejor coche es líder en pilotos y también en constructores.