11:43 h. Martes, 15 de octubre de 2019
reportaje

“El 80% de las personas sordas aún son analfabetas funcionales”

El presidente de la federación que agrupa al colectivo demanda más integración
Xornal.com  |  15 de noviembre de 2009 (00:09 h.)
Más acciones:

El último estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que existen 900.000 personas en España con algún tipo de disfunción auditiva. El informe es de 1999. Desde entonces, no se ha realizado ninguna estadística más. Al menos a nivel de la Administración, en la que predomina esta tónica en muchos de los asuntos que atañen al colectivo. Por eso las diversas asociaciones que representan a las personas sordas no cejan en su empeño de gestionar para ellas todo tipo de servicios administrativos, legales, laborales, sociales..., sin olvidar su pretensión de lograr un mayor reconocimiento institucional, legal y administrativo y, sobre todo, la comprensión social para que el colectivo consiga su total integración.

En Galicia existen, oficialmente, 12.000 discapacitados de este tipo. En la práctica, son 76.000 si se incluyen no solo aquellos con algún tipo de certificación, sino también las personas que han perdido audición.

La ley 27/2007 de octubre del mismo año aprobó el reconocimiento unánime de la lengua de signos. Sin embargo, “no se han creado los decretos para poder poner en marcha efectivamente” este texto recuerda el presidente de la Federación de Asociacións de Persoas Xordas de Galicia (Fapxg), Feliciano J. Sola, que afirma que en legislación, servicios sociales, laborales y educativos “aún queda mucho por hacer”. La presión de la federación se ha materializado en compromisos del Gobierno y de la Xunta que se pondrán en marcha a partir de 2010.

Una larga historia

La federación, que se creó en noviembre de 1979 e integra a siete asociaciones con sede en las principales ciudades gallegas, ofrece los servicios de orientación y gestión para el empleo en conexión con el Servicio Galego de Colocación; de intérpretes de lengua de signos; de atención a personas sordas (el Saps) para favorecer su autonomía e integración social y un centro de formación y recursos para atender demandas específicas del colectivo y desarrollar actividades y talleres de sensibilización y concienciación.

Todos sus logros se han materializado en la Memoria 2008 de la federación, en la que se pone de manifiesto, por ejemplo, que desde sus agrupaciones se han desarrollado a nivel autonómico más de 13.100 servicios de interpretación; 5.100 atenciones a personas sordas; la formalización de 81 empleos o la orientación laboral a unas 1.400 personas sordas. Y por supuesto, otro de sus mayores beneficios: más de 1.800 intervenciones sociales en el medio rural, donde la situación se complica debido a la dispersión geográfica y el envejecimiento poblacional de Galicia. Todo ello incluso con el recelo o miedo existente entre muchas personas sordas a solicitar algún servicio de forma presencial. “Y menos mal que ahora tenemos internet”, matiza Sola, explicando que las redes informáticas institucionales, y sobre todo la magnífica web de la federación, que parió “sin subvenciones, sin financiación, con mucho trabajo”, les permite recurrir a servicios sin tener que hacerlo en persona. Con su labor asociativa, han conseguido así mismo que se les esté gestionando una certificación de calidad ISO 9001 por su labor y por su esfuerzo, el mismo que nació con su campaña “podemos” que acabó siendo famosa por ser asumida, entre otros, por la selección española de fútbol.

Pero no es suficiente. Hace falta más presupuesto para el rural. O para contratar más intérpretes, “los 17 actuales que hemos conseguido no llegan porque además sólo funcionan hasta las 19.30 horas” matiza Sola. Sin olvidar el acceso de los sordos a la formación, a la educación y a los estudios, especialmente los de ámbito superior. “Aunque queramos, muchas veces no podemos”, aclara el presidente de la FAPXG que menciona que “de las 81 personas que tenemos contratadas en la asociación, de ellas 39 sordas, solo tres tienen títulos universitarios” e insiste en que por culpa de una mala política educativa “alrededor del 80% de estos ciudadanos son analfabetos funcionales”. Finalmente, abogan por la inclusión de sus órganos de representación en los estudios e informes oficiales, para que “no se haga nada para las personas sordas sin las personas sordas”, tal y como ha ocurrido a nivel europeo.

La Fapxg organizó ayer en Vigo, en su treinta aniversario, su primer Festival de Cultura Sorda, con una charla sobre el funcionamiento de las asociaciones, una pasarela de moda organizada por gente con problemas auditivos y una representación de poesía en lengua de signos.