15:09 h. Sábado, 20 de Abril de 2019
SI APLICAMOS SENTIDO COMÚN Y CONDONES, NO TENDREMOS MOTIVO PARA LAMENTARNOS

Sexo seguro

Que el sexo es divertido lo sabemos todos. Sin duda, es uno de los placeres con los que el cuerpo humano más disfruta y gracias al él, conseguimos liberarnos de las pesadas cargas externas. Es el mejor anti-estrés natural que se conoce, sin embargo, el sexo puede acabar condenándote a diversas enfermedades, algunas de ellas mortales.
Agencias  |  03 de Octubre de 2010 (18:55 h.)
Más acciones:

Que el sexo es divertido lo sabemos todos. Sin duda, es uno de los placeres con los que el cuerpo humano más disfruta y gracias al él, conseguimos liberarnos de las pesadas cargas externas. Es el mejor anti-estrés natural que se conoce, sin embargo, el sexo puede acabar condenándote a diversas enfermedades, algunas de ellas mortales. Por ello, tomar precauciones no es suficiente ya que tan solo basta un solo error para que nuestro cuerpo se vea condenado, por ejemplo, al Sida.

Está claro que el riesgo siempre ha existido pero hoy podemos decir que tenemos “armas” para combatir estas enfermedades, en nuestras manos está utilizarlas o no conociendo siempre los riesgos. De todas formas, si aplicamos sentido común y condones, no tendremos motivo para lamentarnos.

Aunque suene sorprendente, en muchas ocasiones somos víctimas de la falta de comunicación. Resulta vergonzoso estar a punto de hacer el amor y comenzar a hablar de las enfermedades de transmisión sexual pero por vuestra salud es importante superar esa “vergüenza”. Tampoco se trata de iniciar una conversación sobre este tema, ya que, probablemente el lívido desaparezca, simplemente hacerle saber si le estáis poniendo en riesgo, si ambos os habéis hecho algún tipo de prueba y si utilizaréis condón. De hecho, una vez superada esta conversación, la misma puede derivar hacia tópicos más superficiales como el tipo de condón que os gusta, sabores, texturas etc. Una vez que conozcáis a la otra persona disfrutaréis mucho más del sexo. Protegerse es tanto una obligación como un derecho de cada uno.