15:01 h. Sábado, 20 de Abril de 2019
TRÁFICO SEXUAL

Demi Moore y el tráfico sexual de niños en Estados Unidos

La actriz, que ha fundado una organización para proteger a la infancia de la esclavitud, lleva el tema al Congreso de su país.
Agencias/EL PAIS  |  05 de Mayo de 2010 (13:40 h.)
Más acciones:

demi moore
demi moore

"Creo que muchos estadounidenses aceptamos fácilmente que existan niñas esclavizadas sexualmente en Camboya o India, pero no nos imaginamos que eso mismo está pasando aquí", sostuvo la actriz de 45 años, que aseguró que miles de chicas norteamericanas son compradas y vendidas cada día en Estados Unidos por gente que pocas veces se enfrenta con la justicia. "Es más beneficioso y menos arriesgado vender a una niña que drogas", afirmó.

Y es que Moore no es una extraña para este tema. Junto a su marido, Ashton Kutcher, la actriz instauró en enero de este año la Demi and Ashton Foundation, una fundación sin fines de lucro que busca proteger a los niños de la esclavitud alrededor del mundo. Y, al parecer, la pareja es de la opinión de que la caridad empieza por casa.

"No teníamos ni idea de la magnitud que tiene el tema de la esclavitud infantil hoy en día y menos nos imaginábamos lo que estaba pasando en Estados Unidos", explica la actriz en el periódico The Politico, que la entrevistó justo después de la reunión en el Capitolio. "Las cifras son sobrecogedoras".

El descubrimiento de esa realidad a través de un reportaje de televisión sobre la prostitución infantil en Camboya hace dos años llevó a la famosa pareja a plantearse hacer algo al respecto. "Eran niñas de cinco, seis, siete años que eran esclavizadas y forzadas a tener relaciones sexuales con adultos. Eso nos golpeó", reconoce Moore. Y toda la preparación que surgió de ahí para fundar la organización abrió para ella "una caja de Pandora".

"Como madre de tres hijas, vi a esas niñas que llevaban bolsos de Barbie en una habitación con cámaras escondidas e intenté imaginarme su realidad: son forzadas a dar sexo oral a un adulto", sostiene la actriz. "Es incomprensible. Y simplemente, pensamos, no podemos vivir en un mundo como este sin hacer algo al respecto".