15:09 h. Sábado, 20 de Abril de 2019
TIGER WOODS: "HE HECHO COSAS MUY MALAS"

Tiger Woods hace examen de conciencia

El proceso de vuelta a la actividad profesional del golfista estadounidense Tiger Woods ha dado un paso más con la concesión de una entrevista a la cadena de televisión ESPN en la que ha admitido que ha hecho "cosas muy malas" en su vida y ha revelado que está "nervioso" con su regreso.

Agencias  |  26 de Marzo de 2010 (22:47 h.)
Más acciones:

Al considerado como el mejor golfista del mundo le "preocupa" la forma en la que va a ser recibido por los aficionados cuando se presente para disputar el Masters de Augusta después de haber estado cuatro meses ausente de la competición tras conocerse la revelación de sus relaciones extra matrimoniales con 14 mujeres distintas.

Woods ha ofrecido dos entrevistas en exclusiva de cinco minutos cada una a ESPN y a The Golf Channel, realizadas en la localidad de Windermere (Florida), cerca de su domicilio, y en ambas ha reconocido los errores que ha cometido como persona durante un largo periodo de tiempo y que han destrozado su imagen.

El golfista no ha querido dar ningún detalle sobre lo ocurrido en el incidente que provocó el posterior accidente de tráfico el pasado 27 de noviembre y que iba a cambiarle la vida por completo. "Todo está en informe de la policía, el resto de lo que sucedió es un asunto privado que queda entre Elin y yo", ha declarado. "Pedí disculpas porque se las debía a mucha gente. Lastimé a muchas personas. No sólo a mi esposa. A mis amigos, mis colegas, al público, a los niños que me admiran", ha añadido.

EMOCIONADO POR SU REGRESO

Woods, que ha resaltado todo el trabajo de relaciones públicas que han hecho con él sus nuevos asesores de imagen, ha reconocido que cometió una gran cantidad de errores en las relaciones extra matrimoniales y ahora con la terapia ha modificado su conducta, aunque debe luchar cada día para superar sus fallos. Sin embargo, cuando Rinaldi le ha preguntado sobre el tipo de terapia que había desarrollado para superar la crisis de comportamiento, el jugador se ha limitado a decir que es un asunto privado. "Pero puedo admitirte que fue un proceso fuerte, fue muy fuerte tener que contemplarte a ti mismo desde un ángulo nunca antes esperado. Fue muy brutal", ha manifestado. "Nunca imaginé que yo podía convertirme en la persona que vi", ha agregado.

Woods ha sido más específico a la hora de valorar el tipo de persona que vio dentro de él mismo durante la terapia. "Había abandonado mis valores innatos, como dije anteriormente. Me aparté del budismo. Dejé de meditar. Dejé de hacer todas las cosas que me habían enseñado mis padres. Y como dije a través de mi declaración pública, pensé que tenía la potestad y no fue así cómo me criaron", ha subrayado.

En cuanto a la posibilidades reales que tiene con su vuelta a la competición a un torneo como el de Augusta, que ha ganado cuatro veces, Woods piensa que lo importante es regresar a los campos. "Jugar es una cosa. Me emociona regresar y jugar. Poder ver a mis compañeros nuevamente. De veras que extraño a muchos de mis amigos del campo de golf, la competencia. Pero me queda mucho tratamiento por realizar y completar. Y sólo porque esté jugando, no significa que vaya a dejar de ir al programa de terapia", ha indicado.