03:59 h. Miércoles, 19 de Junio de 2019
CONSEJOS

Que hacer ante una tormenta eléctrica

Dos son los peligros más comunes que corremos durante una tormenta: ser alcanzado por un rayo, o ser arrastrado por la crecida de un río o torrente debido a las intensas lluvias que suelen acompañar las tormentas.
Agencias  |  18 de Diciembre de 2010 (19:11 h.)
Más acciones:

Una tormenta es una inestabilidad atmosférica fuerte acompañada de descargas eléctricas (rayos), casi siempre lluvia y a veces granizo.

Dos son los peligros más comunes que corremos durante una tormenta: ser alcanzado por un rayo, o ser arrastrado por la crecida de un río o torrente debido a las intensas lluvias que suelen acompañar las tormentas.

Debemos tomar algunas precauciones para evitar estos peligros.

Dentro de casa:
-Desconecta de la corriente todos los electrodomésticos, ya que muchas veces el efecto del rayo se hace notar en la red eléctrica. Desconecta también  las antenas.
-Cierra puertas y ventanas.
-No te coloques cerca de las chimeneas, las corrientes de aire que se producen dentro de ellas arrastran iones, que abren un camino perfecto para las  descargas eléctricas.

Al aire libre:
-Cuando la tormenta nos sorprenda en un descampado, no debemos correr para alejarnos de ella. Si esta fuese muy fuerte, debemos permanecer  en  cuclillas, tocando el suelo únicamente con los pies.
-Si nos encontramos dentro de una piscina, debemos salir inmediatamente del agua y buscar refugio en el edificio más cercano.
-Tenemos que alejar de nosotros todos los elementos metálicos que llevemos: palos de golf, bicicletas, bastones, cañas de pescar...
-No buscar refugio al lado de árboles, vallas metálicas, vías de tren, instalaciones eléctricas ... podrían actuar como pararrayos.
-Recuerda pagar el móvil.

Viajando en coche:
-Debes cerrar todas las ventanillas, bajar las antenas y mantener una velocidad constante y prudente.
-Si no puedes continuar la marcha, no te detengas cerca de árboles o zonas por las que discurran grandes cantidades de agua como ríos o  torrentes, pueden aumentar rápidamente su caudal debido a las intensas lluvias.