03:53 h. Miércoles, 19 de Junio de 2019
EL ASTRO FRANCÉS QUIERE SEGUIR AYUDANDO AL REAL MADRID.

Zidane escolta a Mourinho.

El francés trabajará, a petición propia, al lado del técnico del Madrid pero sin pisar el banquillo - El martes estrenará funciones en el viaje a Milán
Agencias  |  26 de Marzo de 2010 (22:14 h.)
Más acciones:

Uno, José Mourinho, vive del protagonismo mediático. Se mueve como pez en el agua bajo los focos y delante de una cámara y de un micrófono. El otro, Zinedine Zidane, apenas aparece en público.

Es discreto, tímido, casero. Trabajarán juntos a partir de ahora. A petición de Zizou, más liberado de sus compromisos publicitarios y, sobre todo, más aburrido y con ganas de implicarse más. "Lo pidió él, sí. Quería empezar a hacer cosas, a participar más", explican los mandamases del Real Madrid. El martes se estrenará. Volará con el equipo a Milán para el partido de Liga de Campeones.

Zidane hasta ahora ejercía de asesor del presidente. Un papel que nadie sabía en qué consistía. Florentino Pérez le ofreció el cargo que quisiera, pero Zizou prefirió representar al Madrid solo en casos especiales y siempre sin cobrar. A saber, comía con el presidente, asistía a alguna reunión y le acompañaba muchas veces a actos benéficos. No se le vio, sin embargo, en la toma de posesión del presidente blanco en junio de 2009, ni antes, en mayo, cuando presentó su candidatura. Tampoco asistió a las multitudinarias presentaciones de Kaká y Cristiano Ronaldo. Sí se le veía en cambio en Valdebebas cuando había pachangas con los veteranos. Ahora, el periodo de aprendizaje del francés, de 38 años, parece haberse terminado.

Él mismo pidió trabajar codo con codo con José Mourinho. "Me hubiese gustado tenerlo de entrenador y ahora voy a colaborar con Mourinho. Actuaré como nexo de unión entre el primer equipo y el presidente. Es algo que me conviene porque me apetecía entrar un poco más en la estructura del club", declaró Zidane a mediados de octubre a la radio francesa Europe1. Mourinho también le hizo algún que otro guiño en TF1: "Me gustaría verle más conmigo que con el presidente".

Zidane no entrará, de momento, a formar parte del organigrama del club. No tendrá una labor técnica ni se sentará con Mourinho en el banquillo. "Que vaya descubriendo poco a poco lo que más le gusta. Tiene libertad total. Será como Figo en el Inter, pero sin sentarse en el banquillo", sostienen en el Madrid. Figo, en realidad, solo se sentó en el banquillo en los dos partidos de las semifinales deChampions contra el Barcelona. Se lo pidió el propio Mourinho. El extremo portugués colgó las botas en el Inter en mayo de 2009. Massimo Moratti, el presidente, le ofreció quedarse como directivo para ocupar el vacío dejado por Giacinto Facchetti.

El histórico capitán neroazzurro ejercía de ministro de Exteriores del club. Figo hace lo mismo: estuvo en Mónaco en la final de la Supercopa de Europa, en el sorteo en Zúrich del Mundialito de Clubes, y viajará con el equipo a Abu Dabi [donde se disputará el Mundialito en diciembre] y se le ve en los partidos de Liga de Campeones. Siempre en el palco. Excepcionalmente en el banquillo, al lado de Mourinho, solo ante el Barça. La suya es una labor más bien institucional y apenas se le ve en la Pinetina, la ciudad deportiva del Inter de Milán.

"Zinedine sí tendrá las puertas abiertas del vestuario de Valdebebas [allí se reunió el miércoles con Mourinho y con Florentino Pérez]. Podrá ir a todos los entrenamientos que quiera, se irá organizando con Mourinho para ponerse a su disposición", explican desde la dirección deportiva del Madrid.

El técnico quiere aprovecharse de la experiencia del jugador y contar con él para que funcione como una especie de intermediario entre la primera plantilla y la dirección deportiva. Si hace falta que le eche un cable con Lass y Benzema, por ejemplo, pues allí estará Zidane. El francés viajará en todos los partidos de Liga de Campeones y poco a poco irá apareciendo también en los de Liga.

La ex estrella blanca, que siempre ha huido de los focos fuera de la cancha, será ahora la cara visible del Madrid. Sus apariciones públicas se habían limitado hasta ahora a actos benéficos: entrega de juguetes a niños enfermos en Navidad, la organización del partido contra la pobreza junto a Ronaldo... Además, Zidane es presidente en Francia de la ELA, la Asociación Europea contra la Leucodistrofia -hasta salieron sellos con su cara para luchar contra esa enfermedad degenerativa-. La pasada primavera apadrinó junto a Enzo Francescoli un reality show de fútbol.

Ahora ha vuelto al fútbol real. Curioso, al lado de un entrenador que no entraba en sus pensamientos. En mayo, de hecho, aconsejó a Florentino Pérez no echar a Manuel Pellegrini. "Le dije lo que pensaba, pero al final el que manda es él". Pellegrini está de vacaciones en Santiago de Chile. Zidane empieza ahora su nueva aventura al lado de Mourinho.

 

Fuente: El país.