12:02 h. Martes, 15 de octubre de 2019
HUMOR

Bisbal comenta en la web del PSOE la reducción del límite de velocidad

El ingenio de los internautas no tiene límites. Un día después de que el Gobierno anunciara la reducción a 110 km/h. del límite de velocidad máxima en autopista, un 'pirata' informático ha aprovechado una debilidad de la web oficial del PSOE para dar una 'vuelta' a la noticia.
Agencias  |  26 de febrero de 2011 (13:21 h.)
Más acciones:

Noticia de la web del PSOE
Noticia de la web del PSOE

El ingenio de los internautas no tiene límites. Un día después de que el Gobierno anunciara la reducción a 110 km/h. del límite de velocidad máxima en autopista, un 'pirata' informático ha aprovechado una debilidad de la web oficial del PSOE para dar una 'vuelta' a la noticia.

Así, bajo el epígrafe del apartado de prensa de la web se puede leer: "David Bisbal: 'Nunca había visto las autopistas tan poco transitadas, ojalá pronto vuelvan a subir la velocidad máxima'", acompañada de una imagen de unos burros apostados ante la Catedral de Santiago.

No se trata de un ataque cibernético en sentido estricto, pero el resultado es que tal contenido está circulando por la Red con la apariencia oficial.

"El Gobierno finalmente ha prohibido utilizar cualquier medio de transporte que supere los 20km/h. Tras el fracaso en la reunión con los ciclistas, celebrada la semana pasada en la casa del árbol de la ministra Chacón, se han acelerado los trámites para que los ciudadanos puedan gozar de las ventajas que la nueva ley trae consigo", recoge la falsa noticia.

"Ante la pregunta del PP sobre en que viajarán ahora los españoles, Alfredo Pérez Rubalcaba ha sentenciado: 'Es el momento de empezar a utilizar los bienes propios, el gobierno dará ayudas de 50 kg. de heno a las familias para poder adoptar un burro catalán. Al équido, me refiero.", continúa la 'información'.

No falta mención a la polémica ley antitabaco. La 'información' 'aclara', citando a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, que "no se podrá fumar encima de los burros, pero sí debajo y dentro suyo"

Fuente: El Mundo